El mantenimiento preventivo es una práctica esencial para garantizar el rendimiento óptimo y la longevidad de equipos y sistemas. Aquí te presentamos diez claves fundamentales para implementarlo con éxito en cada uno de tus activos sean de la clase que sean.

  • Planificación regular: Establece un calendario detallado para inspecciones, limpieza y mantenimiento de equipos. Programar revisiones periódicas es crucial para prevenir fallos o paradas.
  • Inspecciones exhaustivas: Realiza revisiones minuciosas de cada componente. Busca signos de desgaste, corrosión o cualquier anomalía que pueda derivar en problemas.
  • Lubricación adecuada: Un componente clave del mantenimiento preventivo es garantizar una lubricación adecuada de piezas móviles. Esto reduce la fricción y previene el desgaste prematuro.
  • Formación del personal: Asegúrate de que el personal encargado del mantenimiento esté capacitado adecuadamente. Conocer los equipos y procedimientos de mantenimiento es esencial para realizar un trabajo efectivo.
  • Reemplazo de piezas desgastadas: No esperes a que las piezas se rompan. Reemplaza regularmente aquellas que muestran signos de desgaste, incluso si aún funcionan. Esto evita fallos inesperados.
  • Limpieza regular: El polvo, la suciedad y los desechos pueden afectar el rendimiento de los equipos. Realiza limpiezas periódicas para mantener todo en perfectas condiciones.
  • Monitoreo de condiciones: Implementa sistemas de monitoreo que detecten cambios en la temperatura, la presión o cualquier otro indicador relevante. Esto permite identificar problemas antes de que se conviertan en fallas importantes.
  • Uso de repuestos originales: Cuando sea necesario reemplazar partes o componentes, utiliza repuestos originales o de alta calidad. Esto garantiza la compatibilidad y el rendimiento adecuado.
  • Evaluación y ajuste del plan: Regularmente, revisa y ajusta tu plan de mantenimiento. Las condiciones pueden cambiar, por lo que es importante adaptar las estrategias para mejorar la eficiencia
  • Registro de datos: Mantén un registro detallado de las inspecciones, reparaciones y cualquier mantenimiento realizado. Esto proporciona un historial útil para identificar patrones o problemas recurrentes.

 

DIGITALIZACIÓN DE TUS TRABAJOS PREVENTIVOS

El mantenimiento preventivo no solo evita costosas reparaciones, sino que también aumenta la eficiencia operativa y prolonga la vida útil de los equipos. Siguiendo estas claves, se puede establecer un programa sólido que asegure un funcionamiento óptimo y confiable a lo largo del tiempo.

Además, herramientas como los softwares GMAO o las apps de movilidad para la digitalización de procesos, nos pueden ayudar a cumplir todo nuestro plan de mantenimiento preventivo, dando así un mejor servicio a nuestros clientes y manejando información veraz y en tiempo real. El uso de las nuevas tecnologías en nuestros procesos de mantenimiento, permiten tanto al técnico como a los coordinares ya todo el personal de oficina tener un control exhaustivo de cada orden de trabajo y de cada activo. Si quieres mejorar tus procesos y tu productividad, contacta con nosotros y solicita una demo de MovilGmao.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MovilGmao

Artículos relacionados

Los retos del facility management en 2024

El sector del facility management encarará una serie de retos significativos a medida que nos adentremos en el año 2024. Estos desafíos abarcan desde la tecnología en evolución hasta las demandas cambiantes de los clientes y las expectativas de sostenibilidad. Uno de...

leer más

Digitalización en la ingeniería hospitalaria

La digitalización en la ingeniería hospitalaria ha revolucionado la forma en que los centros de atención médica planifican, operan y mantienen sus instalaciones. Esta tendencia se ha acelerado en los últimos años, transformando por completo la gestión y el...

leer más