El sector del facility management encarará una serie de retos significativos a medida que nos adentremos en el año 2024. Estos desafíos abarcan desde la tecnología en evolución hasta las demandas cambiantes de los clientes y las expectativas de sostenibilidad.

Uno de los mayores retos radica en la integración de tecnologías emergentes. La rápida evolución de la inteligencia artificial (IA), el Internet de las cosas (IoT) y la analítica de datos está transformando la gestión de instalaciones. Si bien estas tecnologías ofrecen oportunidades emocionantes, también presentan desafíos de implementación y actualización constantes, así como preocupaciones sobre la ciberseguridad.

La sostenibilidad sigue siendo un enfoque clave. La presión por reducir la huella ambiental se intensifica, impulsando la necesidad de prácticas de gestión de instalaciones más ecoeficientes. Esto incluye la adopción de energías renovables, la gestión de residuos y la optimización de recursos para cumplir con estándares más rigurosos.

Además, la pandemia ha redefinido las expectativas de los espacios de trabajo. La transición hacia un modelo de trabajo híbrido plantea desafíos en la gestión de instalaciones para adaptarse a entornos más flexibles y colaborativos, garantizando la seguridad y el bienestar de los empleados.

La escasez de habilidades también se destaca como un desafío crítico. La demanda de profesionales con conocimientos en tecnología, sostenibilidad y gestión de cambios se intensifica, pero la oferta de talento calificado no siempre coincide. Las empresas enfrentan la tarea de capacitar y retener a su personal en un entorno competitivo.

Por último, la gestión de costes sigue siendo un reto constante. Optimizar la eficiencia operativa sin comprometer la calidad de los servicios es crucial en un entorno económico volátil.

En resumen, el facility management en 2024 se enfrentará a una convergencia de desafíos tecnológicos, ambientales, sociales y económicos. La capacidad de adaptación ágil, la adopción inteligente de la tecnología y el enfoque en la sostenibilidad y la experiencia del usuario serán fundamentales para superar estos desafíos y alcanzar el éxito en un panorama empresarial en constante cambio.

 

¿Qué aportará la digitalización?

La digitalización revoluciona el facility management al optimizar la eficiencia operativa. Los sistemas integrados permiten una gestión centralizada y en tiempo real de instalaciones, activos y mantenimiento. Con la automatización de tareas rutinarias, se reducen costes y se mejora la precisión en la toma de decisiones. La analítica de datos proporciona información valiosa para predecir y prevenir fallos, optimizando el uso de recursos. Además, facilita la respuesta ágil a las necesidades cambiantes del espacio de trabajo, elevando la experiencia del usuario. En resumen, la digitalización impulsa la agilidad, la eficiencia y la mejora continua en el sector del facility management.

 

 

Si buscas una herramienta con la que digitalizar tus procesos, ponte en contacto con nosotros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MovilGmao

Artículos relacionados

Digitalización en la ingeniería hospitalaria

La digitalización en la ingeniería hospitalaria ha revolucionado la forma en que los centros de atención médica planifican, operan y mantienen sus instalaciones. Esta tendencia se ha acelerado en los últimos años, transformando por completo la gestión y el...

leer más