Seguramente hayas oído hablar sobre las competencias o habilidades digitales, un término más actual y necesario que nunca en un mundo donde el uso de Internet y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están más presentes que nunca, también en el trabajo y el mundo de los negocios.

Se calcula que un 60% de los habitantes del planeta son hoy día usuarios de Internet; pero, ¿Cuántos de ellos tienen digital skills suficientes para dar el salto a la economía 4.0? ¿Qué habilidades se necesitan para tener un perfil de competencia digital?

Competencias digitales: ¿Qué son?

Cuando hablamos de competencias o habilidades digitales no nos referimos a una serie de conocimientos concretos, sino a un conjunto de habilidades que nos permitan comprender, usar e integrar en nuestra vida y nuestro trabajo las tecnologías con las que convivimos a diario, y a las que podemos acceder desde nuestros dispositivos inteligentes, de una manera efectiva, rápida y segura.
Vivimos en una sociedad cada vez más digitalizada en la que, especialmente los empleados, necesitan contar con competencias o habilidades para trabajar en entornos digitales, de forma fácil y segura. Hoy día, tener las llamadas digital skills implica poder utilizar las numerosas herramientas que nos brinda la tecnología para facilitar nuestra vida diaria o nuestro trabajo; pero también comprender los contenidos y la información a la que tenemos acceso a través de ellas, saber utilizarlas y aprovecharlas, y entender su funcionamiento.

Ejemplos de competencias digitales

La Comisión Europea elaboró hace unos años un listado con las principales habilidades digitales que deberían tener los ciudadanos, englobando las digital skills básicas y necesarias que cualquier persona debería tener hoy día en 5 grandes grupos: información y alfabetización de datos, comunicación y colaboración, creación de contenidos digitales, seguridad digital, y resolución de problemas técnicos básicos.

Algunos ejemplos de competencias digitales incluidos en esa lista son:

  • · Capacidad de búsqueda de información en internet
  • · Análisis y evaluación de la información
  • · Interacción digital con otras personas
  • · Compartir información y participar en entornos digitales
  • · Conocer las normas de conducta en el mundo digital
  • · Creación de contenidos digitales
  • · Seguridad y protección de dispositivos inteligentes
  • · Uso saludable de los entornos digitales
  • · Resolución básica de problemas e incidencias

Las competencias digitales para profesionales

Aunque hay habilidades digitales que toda persona debería tener para desenvolverse con soltura en una sociedad tecnológica como la nuestra, existen una serie de competencias digitales para profesionales que son muy importantes en el mundo laboral actual, y que resultan imprescindibles para que las empresas sean más productivas y competitivas y sepan adaptarse mejor a los cambios en el mercado. A grandes rasgos, estas competencias clave son:

Gestión de la información:

Consiste en tener habilidades tales como saber navegar por Internet, pero también saber cómo y dónde buscar la información que necesitamos; en el mundo empresarial, esta habilidad se aplica a ámbitos como por ejemplo el manejo de grandes volúmenes de datos (Big Data).

Trabajo en remoto:

Se refiere a la competencia para saber usar las herramientas necesarias para desarrollar un trabajo en equipo y de manera remota, desde editar de forma colaborativa documentos en tiempo real, hasta gestionar documentos en la nube, planificar tareas online, o saber manejar plataformas como Trello para gestionar proyectos de manera conjunta.

Comunicación digital:

Hablamos de la capacidad de poder establecer relaciones tanto personales como profesionales a través de canales y medios digitales, conociendo cuál es la herramienta adecuada para cada ocasión y uso, y sabiendo cómo enviar mensajes, incluyendo archivos adjuntos.

Seguridad digital:

La seguridad digital hace referencia a la capacidad de saber evitar, detectar y eliminar los riesgos más habituales para la seguridad en el mundo digital (software malicioso, ramsonware, robo de datos, suplantación de identidad, etc).

Resolución de problemas:

Es la competencia para saber evaluar, diagnosticar y resolver problemas técnicos básicos que pueden surgir en el uso cotidiano de las tecnologías: una conexión a WiFi que no funciona, una aplicación que necesita una actualización de software, etc.

Ofimática y contenidos:

Se refiere a los conocimientos -al menos básicos- que deben tener los empleados sobre informática y manejo de software, que les permitan aprender y familiarizarse de manera rápida y fácil con determinados programas (ejemplo, programas de ofimática, Windows, etc). También trata de la capacidad para crear y editar de manera básica todo tipo de contenidos, tanto textos como imágenes, o incluso videos.

Salud y bienestar digital:

Básicamente, un trabajador con competencias en salud y bienestar digital es capaz de identificar y evitar los riesgos físicos, psicológicos e incluso sociales de abusar de los contenidos digitales, incluyendo redes sociales, apps de videojuegos, etc.

Visión de estrategia digital:

En el mundo empresarial, la visión de estrategia digital se refiere a la capacidad de aprovechar las diferentes herramientas digitales para mejorar el funcionamiento de la empresa, e identificar en base a ellas nuevas oportunidades de negocio, por ejemplo analizando las innovaciones tecnológicas o las tendencias de consumo de productos y aplicaciones digitales.

Liderazgo digital:

Esto es algo cada vez más demandado a todos los niveles en las empresas. Se trata de la competencia para poder crear y gestionar nuestra identidad, tanto personal como profesional, en el mundo digital, potenciando nuestra marca personal o personal branding, generando contenido de valor en redes sociales, y teniendo habilidades para evitar en ellas conflictos o para interactuar con otros usuarios.

¿Por qué son tan importantes las competencias digitales?

La llegada de las nuevas tecnologías ha supuesto toda una revolución, no sólo para nuestra sociedad sino también para el empleo y el mundo de los negocios y las empresas, muchas de las cuales se han visto obligadas a adaptarse a los cambios y a incorporar nuevas herramientas y tecnologías para no quedarse atrás, y sobrevivir frente a la competencia.

Prueba de esa necesidad de adaptarse a los nuevos métodos y estrategias es el surgimiento de especialidades como la dirección y gestión de empresas en el ámbito digital, que busca precisamente cubrir ámbitos como planear la estrategia online de la empresa, o elaborar los planes de marketing digital. También ha sido necesario adaptar otros ámbitos como la gestión de los recursos humanos, por ejemplo mediante el uso de apps para la gestión de partes de trabajo, como MovilGmao.

El uso de este tipo de herramientas tecnológicas, junto con el conjunto de habilidades que son las competencias digitales, son factores fundamentales para poder avanzar en la tan necesaria digitalización de las empresas: un paso vital no sólo para mejorar la eficiencia y la productividad en el entorno laboral, sino para mantener la competitividad de cualquier negocio en el mundo empresarial del siglo XXI.

0 comentarios

MovilGmao

Artículos relacionados

Los retos del facility management en 2024

El sector del facility management encarará una serie de retos significativos a medida que nos adentremos en el año 2024. Estos desafíos abarcan desde la tecnología en evolución hasta las demandas cambiantes de los clientes y las expectativas de sostenibilidad. Uno de...

leer más

Digitalización en la ingeniería hospitalaria

La digitalización en la ingeniería hospitalaria ha revolucionado la forma en que los centros de atención médica planifican, operan y mantienen sus instalaciones. Esta tendencia se ha acelerado en los últimos años, transformando por completo la gestión y el...

leer más