La transformación digital, ese término que oímos y leemos constantemente. Es una fase por la que, si no están pasando ya, todas las empresas van a pasar si quieren sobrevivir en esta era de cambio.

Lo primero de todo es definir transformación digital; el término hace referencia a un cambio o evolución en un entorno debido a la aplicación de diferentes tecnologías. En el proceso de adopción de tecnologías digitales, la transformación digital ocuparía el tercer lugar: competencia digital-uso digital-transformación digital.

De una forma más simple podríamos definir la transformación digital como el proceso de “eliminar papel” que afecta a toda la sociedad.

 

En el post de hoy os dejamos 5 claves que os facilitarán este proceso.

 

  1. ¿Qué significa el concepto digital para tu empresa? Igual que a la hora de implantar software, es necesario pararse a pensar, analizar cuáles son los recursos de los que se disponen y a dónde se quiere llegar y ver qué significa para el modelo de negocio la transformación digital. Existen muchas vías por las que empezar, procesos que modificar; mejor centrarse en uno o dos que sean clave en la organización y empezar poco a poco.

 

  1. No olvides a tus clientes: Piensa en cómo esta transformación puede beneficiar también a tus clientes potenciales e inclúyelos en tu proyecto como uno de los elementos más importantes. Entiende como se sentirán ellos respecto a esta transformación y si afectará en su relación con la empresa. En determinados casos, un cambio que resulte positivo internamente puede no ser tan beneficioso de puestas para afuera.

 

  1. Tómate tu tiempo: la transformación digital, igual que cualquier cambio o novedad en la organización, lleva su tiempo. Todas las partes involucradas en el proceso necesitan un periodo de adaptación y aprendizaje. Es imposible que de un día para otro todo cambie y se olvide al 100% los procedimientos y rutinas anteriores. Intentar fijar primero los pequeños cambios que se producirán en el día a día para continuar con procesos más amplios.

 

  1. Define un roadmap: este punto podría aplicarse a cualquier proyecto o trabajo que se vaya a llevar a cabo. Una vez que se esboza el curso del proyecto es importante no obsesionarse con cumplirlo estrictamente. Esto no significa que haya que esbozarlo para luego saltárselo si no que, la mayoría de las veces, hay que redefinirlo por el motivo que sea, pero este hecho no significa que el proyecto de cambio o adaptación esté fracasando.

 

  1. Objetivos claros: la finalidad de un proceso de digitalización no difiere mucho de cualquier otro proyecto que se lleve a cabo dentro de la empresa. El objetivo final no será el mismo, pero es importante predefinir e identificar como afectará el proceso a cada uno de los departamentos y a los diferentes objetivos como: reducir costes, aumentar la productividad y el beneficio.

 

La implantación de un sistema de movilidad como MovilGmao supone un proceso de transformación digital. La idea original es eliminar el uso del papel para que los técnicos en campo o en planta realicen sus reportes desde la app. Esta transformación digital no solo implicará al departamento de mantenimiento o producción; el equipo de administración también observará una mejora en la productividad a la vez que dispondrá de más información en tiempo real. Más información.

0 comentarios

MovilGmao

Artículos relacionados

Los retos del facility management en 2024

El sector del facility management encarará una serie de retos significativos a medida que nos adentremos en el año 2024. Estos desafíos abarcan desde la tecnología en evolución hasta las demandas cambiantes de los clientes y las expectativas de sostenibilidad. Uno de...

leer más

Digitalización en la ingeniería hospitalaria

La digitalización en la ingeniería hospitalaria ha revolucionado la forma en que los centros de atención médica planifican, operan y mantienen sus instalaciones. Esta tendencia se ha acelerado en los últimos años, transformando por completo la gestión y el...

leer más